KOLDARIO: Bestiario de Koldos y Koldas: Guía de supervivencia y manual de orientación en la España corrupta (2)

En la primera entrada de esta serie, publicada el día 1 del mes en curso, advertíamos a nuestros lectores que, ante la incesante catarata de noticias sobre la trama gubernamental corrupta -y asesina, no lo olvidemos- que estos días nos asaltaban, iríamos completando este “KOLDARIO: Bestiario de Koldos y Koldas” con las nuevas bestias corruptas que fueran apareciendo. Pues bien procedemos según lo anunciado no sin antes pedir disculpas porque la cantidad de Koldos y Koldas aparecidos desde entonces y la velocidad de su aparición en escena exigiría que dedicara este blog en exclusiva a dicha labor.

Kold-años: Ministro tredipotenciario que reúne en su patética persona los tres poderes del Estado. También llamado El mitómano porque vive del cuento de decir que es muy listo por haber sido el número 1 en la oposición pública en la que concurso, que cuando lo cierto es que sacó el nº. 1 en un cursillo de derecho social. Hay que añadir que su vocación de servicio público sucumbió pronto para prestar sus servicios en un despacho de abogados que desarrolla al mismo tiempo y con la misma fruición el Derecho que el tráfico de influencias.

 Kold-algos: Estirpe familiar que crece junto a los aeropuertos y resorts al calor del favor público y sobre la base de transportar millones de mascarillas asesinas por inútiles y sobre la base de sus buenos contactos con otro espécimen de este  Koldario  cual es Koldoña Gomez.

La khalana: Un hábitat de los Koldos: Todo bestiario que se precie debe identificar el nicho ecológico de las bestias que describe. Pues bien, informamos a nuestros lectores que henos localizado uno de los muchos hábitats de los Koldos en el restaurante del bario de Salamanca de Madrid denominado La khalana. Nombre que nos parece particularmente adecuado si reparamos en que la Rae define “chalanear” como “tratar los negocios con maña y destreza propias de chalanes, negociar, comerciar, trapichear, tratar”.

CONTINUARÁ