Puigdemonov y la Mata Hari letona espían a Predrígula desde la Fachosfera templada a bordo del Cohetenet de la NASATANA

Les confieso que estoy preocupado porque el insomnio que me asalta noche tras noche (evidente, porque, en caso contrario, no sería insomnio, sino vigilia creadora),viene acompañado de pesadillas espantosas.

La de esta noche ha sido, como siempre, aterradora en su belleza espacial porque ha consistido en una visión casi mística del líder racista Puigdemonov, acompañado de la bella (¿o era bestia?) y famosa Mata Hari letona espiando al imbécil de Predrígula desde la Fachosfera templada (ojo, por lo de la virtud teologal de la templanza) a bordo del Cohetenet de la NASATANA (la NASA CATATANA) (el lector interesado en la gestación de este admirable invento espacial racista puede consultar el reportaje sobre el “Éxito -relativo- del lanzamiento del primer cohete (el Cohetenet) de la NASATANA (la NASA CATATANA)” en el SEMANARIO SATÍRICO -Y SATÁNICO- DE GENOMIA: EDICIÓN DOBLE DEL DOMINGO, 5 DE FEBRERO DE 2023, en el que el equipo de investigación avanzada en ciencia aeroespacial del Semanario ofrecía los detalles del lanzamiento del primer cohete (el Cohetenet) de la NASATANA (la NASA CATATANA), gracias al apoyo prestado por el Partido de los Succionistas Catatanes de Salvadorilla a los Prespuestos Garrafales de Catatonia.

Pero mi ánimo ha vuelto a la templanza que recomienda Pedrígula al comprobar dos cosas: primero, el cumplimiento inexorable de la tercera ley de la Tontodinamica (ciencia que estudia el comportamiento de los tontos y las tontas como fluidos sometidos a presión) que dice: “La imaginación de los tontos es infinita”. Segundo, que mis impuestos están bien invertidos en el pago de los 666 asesores del Palacio de la Monclovita.